Jardines vegetales, una herramienta para reducir la desnutrición infantil
28
Oct

Jardines vegetales, una herramienta para reducir la desnutrición infantil

75 visitas

El programa Jardines Vegetales es implementado por Cementos Progreso y Fundación Carlos F. Novella junto a las familias para desarrollar sus capacidades, en beneficio del desarrollo sostenible de sus territorios.

Los jardines vegetales ofrecen muchas posibilidades para mejorar la seguridad alimentaria de las familias y mitigar las deficiencias de micronutrientes.

En San Juan Sacatepéquez, San Martín Jilotepeque y Santo Domingo Xenacoj, hay unas 200 familias que actualmente participan en el programa Jardines Vegetales que desarrolla Cementos Progreso junto a la Fundación Carlos F. Novella.

El propósito de esta iniciativa es enseñarle a cada familia a producir su propio alimento, mejorar la dieta y generar ingresos económicos a partir de la venta de excedentes en la siembra de hortalizas. Asimismo, brindar capacitación y asesoría técnica para la siembra de hortalizas.

“Como producto de esta iniciativa trabajaremos junto a las familias para desarrollar sus capacidades, en beneficio del desarrollo sostenible de sus territorios”, comentó Ángel Oliva, gerente de gestión social de la Planta San Gabriel de Cementos Progreso.

Las plantas que se cosechan en estos huertos son: Cilantro, apio, cebolla, acelga, remolacha, espinaca, coliflor, repollo, brócoli, lechuga, rábano y macuy.

Para Josefina Chavez, beneficiaria del programa, la iniciativa representa un apoyo importante porque la comunidad obtiene sus ingresos a partir de los cultivos y gracias a las capacitaciones ahora podrán tecnificarse.

Modelo de economía circular

Cementos Progreso promueve el proyecto AGuatemala, una iniciativa que emplea el Vetiver como agente biológico y lo combina en un diseño de filtros permeables hechos a base de concreto para el tratamiento de aguas residuales. El prototipo de este modelo tiene más de 13 meses de operación, durante los cuales se han tratado 6 millones 800 mil litros de agua.

AGuatemala también puede contribuir con las comunidades para que adopten un modelo de negocio al aprovechar los subproductos del saneamiento para el autoconsumo.

De acuerdo con Juan Ramón Aguilar, gerente de gestión ambiental de Cementos Progreso, las municipalidades obtendrían el saneamiento de aguas residuales y los subproductos como agua tratada, lodos y biomasa, pueden ser aprovechados por los vecinos en el riego de cultivos.

Para Josefina Chavez, beneficiaria del programa, la iniciativa representa un apoyo importante porque la comunidad obtiene sus ingresos a partir de los cultivos y gracias a las capacitaciones ahora podrán tecnificarse.

El proyecto AGuatemala busca brindar una solución que emplea el Vetiver como agente biológico y lo combina en un diseño de filtros permeables hechos a base de concreto para el tratamiento de aguas residuales. El prototipo tiene más de 13 meses de operación, durante los cuales se han tratado 6 millones 800 mil litros de agua.

AGuatemala también puede contribuir con las comunidades para que adopten un modelo de negocio al aprovechar los subproductos del saneamiento para el autoconsumo.

De acuerdo con Juan Ramón Aguilar, gerente de gestión ambiental de Cementos Progreso, las municipalidades obtendrían el saneamiento de aguas residuales y los subproductos como agua tratada, lodos y biomasa, pueden ser aprovechados por los vecinos en el riego de cultivos.