Alianza por el Agua
18
Jul

Alianza por el Agua

484 visitas

En Guatemala hay escasez de agua dentro de la abundancia. A pesar de contar con un volumen de alrededor de 6,700 metros cúbicos por persona al año, una cantidad mucho mayor que en otros países, por ejemplo, en Alemania se estima alrededor de 3,000 metros cúbicos por persona al año; mientras en Israel se calcula en 90 metros cúbicos por persona al año. Hay una porción importante de la población sin acceso a los servicios de agua en sus hogares (26.2%, según el último censo) y expuestas a los impactos por sequías al no haber acceso a riego en muchos lugares.

Asimismo, existe un proceso de deterioro de las fuentes de agua, tanto en calidad como en cantidad, por lo que ésta se convierte en causante de enfermedades, inseguridad alimentaria, pérdidas por desastres y conflictividad.

Una ley del agua en Guatemala es necesaria y urgente, no solo porque así lo establece la Constitución Política de la República sino, además, porque a pesar de que existe legislación relacionada al agua, se presentan vacíos importantes, traslapes y contradicciones. Uno de los vacíos más grandes es la falta de una autoridad del agua y de reglas claras en cuanto a su acceso y administración. Aunque la ley es un componente esencial, por sí sola no resolverá los retos que afrontamos, sino que se necesita del compromiso y participación de toda la sociedad, de recursos financieros, de tecnología, del cuidado y conservación de las cuencas y de conocimiento.

Convencidos de lo antes expuesto, un grupo de instituciones estamos impulsando la creación de la Alianza por el Agua de Guatemala. Esta es una plataforma de trabajo que busca contribuir a la seguridad hídrica, promoviendo el diálogo y la participación conjunta de diferentes actores y sectores del país, consolidando una agenda común en pro de una mejor gestión del agua.
La Alianza fue constituida en sus inicios por cinco instituciones: The Nature Conservancy (TNC), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), el Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático (ICC) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Las líneas de acción de la alianza son:
• Buena gobernanza del recurso hídrico
• Política pública para la gestión sostenible del agua
• Investigación e información
• Sensibilización y capacitación
• Mecanismos financieros

La Alianza se encuentra en proceso de incorporar más miembros para lograr que diferentes sectores y actores, vinculados con la gestión del agua en el país, se unan para el diálogo y la acción conjunta. Durante el lanzamiento se dieron a conocer 12 nuevos miembros, que comparten la visión de la alianza: el Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF), Fundación Solar, Asociación Tikonel, Mancomunidad Gran Ciudad del Sur, Cementos Progreso, Cooperación Española AECID, Alianza de Derecho Ambiental y Agua (ADA2), Asociación de Azucareros (ASAZGUA), Asociación de Productores Independientes de Banano (APIB), CENTRARSE, Asociación de Reservas Naturales Privadas (ARNPG) y la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES). De esta manera, podrá alcanzarse el anhelado objetivo de construir e implementar una agenda nacional en torno al agua, haciendo que ésta sea fuente de bienestar, salud, progreso y paz para cada habitante de Guatemala.